Share on Facebook

 

Del martes 27 al viernes 30 de Septiembre, Rafael Aragón Marina, O.P., Rafa1director de ALTERNATIVAS, revista latinoamericana de análisis y reflexión teológica, impartió en el CEDI el curso "La Iglesia en América Latina de Medellín a Aparecida: involución pastoral y teológica."


Un breve resumen de las principales ideas a continuación.

«Propongo hacer una lectura crítica del proceso que hemos vivido en la Iglesia en las últimas décadas y una evaluación de las mediaciones pastorales desde la perspectiva de la opción por los pobres,…” Así comenzó Rafael Aragón su curso La Iglesia en América Latina, desde Medellín a Aparecida: involución pastoral y teológica. Y tres fueron sus contenidos temáticos: la Iglesia de América latina y sus aportes a la Iglesia universal, las comunidades eclesiales de base (CEBs) como nuevo modelo eclesiológico, y valoración crítica de la teología de la liberación (TL).

Rafael ha recordado como, en las últimas décadas, la vida de la Iglesia en América Latina se ha caracterizado por tres aportes centrales: la opción por los pobres, las CEBs como mediación eclesiológica y pastoral de esta opción, y  la teología de la liberación, nacida y consolidada como reflexión a partir de estas opciones. La opción por los pobres le lleva a correr la misma suerte de los pobres y vivir en esos años, los ochenta del siglo pasado, una experiencia profética y martirial comparable a la vida de las primeras comunidades cristianas de los primeros siglos, como afirmara Monseñor Romero. Por su parte las CEB son las mediaciones eclesiales de la opción por los pobres, ante la organización de la Iglesia que ha sido jerárquica, vertical y jurídica, en los últimos siglos, hasta el Concilio Vaticano II. Las CEB en América Latina representan otra experiencia de Iglesia, marcada por la comunión y la fraternidad. Experiencia que, por lo demás, se enmarca en la más legítima tradición de la Iglesia.

Han pasado varias décadas y después de los cambios profundos que hemos sufrido en los últimos años,RafaActualidad ¿qué ha quedado de la opción por los pobres?, se pregunta Rafael Aragón. ¿La opción por los pobres y las CEBs han sido experiencias transitorias o responden a un momento significativo, referencial en la vida de la Iglesia, y por lo tanto, tienen un valor permanente?

Para el expositor, siguen vigentes, y en cierta manera más que antes los aportes de la Iglesia latinoamericana: opción por los pobres, CEBS, teología de la liberación. La situación de los pobres se ha empeorado. Con la imposición de las políticas neoliberales hemos pasado de la dependencia a la exclusión. Por ello, y en este sentido, hay que volver a la Palabra de Dios. Solo una fe comprometida con la historia nos libera de todos los idealismos: esoterismos y escapes de toda índole, incluidos los religiosos.

La Palabra de Dios nos lleva al proyecto del Jesús histórico. Jesús no fue un líder religioso tradicional, no fue sacerdote, fue laico. No eligió el espacio del Templo para predicar el Reino, ni la religión oficial como mediadora de su causa. Tampoco fue un maestro de moral ni un sabio fundador de una nueva corriente de espiritualidad. Lo ético y la espiritualidad de Jesús surgen como una consecuencia lógica de la opción por los valores del Reino. Rechazó el templo y la moral farisea, para presentarse como hombre libre frente a la ley, al poder, a las tradiciones y al mismo Dios. El modelo eclesiológico que se apoye en la práctica de Jesús histórico no puede perder de vista estas dimensiones.

Rafael invita a hacer una lectura desapasionada de la historia de la Iglesia que nos permita descubrir la intuición primera de Jesús y de las primeras comunidades cristianas, para distinguir lo esencial de las formas concretas de hacerse presente en el mundo, que serán siempre mediaciones secundarias y transitorias de la realización del proyecto de Jesús.

En conclusión, si bien hoy hay que hacer nuevas articulaciones y utilizar nuevas mediaciones, la opción por los pobres sigue siendo profética y la Iglesia solidaria con los pobres convoca a la conversión. El centro de la  Iglesia tiene que ser el Reino de Dios, como lo fue en Jesús de Nazaret, y en función del Reino toda ella ministerial, servicial. Las CEB tienen que ser la manera de vivir la Iglesia, y la teología tiene que ser la mediación del pueblo como sujeto. Una teología que parte de la vida, del compromiso, y en diálogo abierto con la realidad, las culturas, las ciencias humanas y sociales, la filosofía...

Documentos adiionales:

Si quiere ampliar el análisis de esta evaluación realizada por Rafael Aragón puede leer el siguiente artículo de este autor:

Evaluación de las mediaciones de la Opción por los pobres

Y también escucharle en el siguiente vídeo - entrevista 

Otras partes de la entrevista pueden accederse por medio de los siguientes enlaces:

Entrevista a Rafael Aragón 2ª parte,


blog comments powered by Disqus