Share on Facebook

EN LA VIDA DE UNA MUJER: CUATRO TEMAS Y CUATRO AUTORES

La Hermana María del Salvador, es una monja dominica de clausura, del  Monastery of the Blessed Sacrament. Cloistered Dominican Nuns, Farmington Hills, Michigan. Antigua profesora universitaria, de nacionalidad estadounidense pero muy identificada con Centroamérica, como lo evoca incluso su nombre religioso. En su visita al CEDI durante el mes de agosto 2011, compartió cuatro temas de vida espiritual de gran valor en su propia vida, y a los que aborda a través del pensamiento de cuatro autores. Se resumen a continuación.

Enraizarse (Bernard Lonergan)HermanaMaria2

En contraste con la época pasada que Lonergan llama “clásica”, caracterizada por la necesidad en todo, nuestro mundo es un mundo de cambios. Así lo presentó la expositora, la Hermana María del Salvador. Para el teólogo canadiense, la ciencia pasada era un conocimiento de verdades y de leyes, la nuestra actual de probabilidades y estadísticas. De ahí la necesidad de enraizarse, para así “comprender (insight) lo que hay que comprender”, es decir, para ser y actuar de manera inteligente, la única manera de progresar y desarrollarse humana y socialmente. Lo contrario, es el camino hacia el deterioro, por la huida hacia delante, sin el coraje ni la inteligencia para plantearse y enfrentar los problemas. ¿Un retrato de lo que estamos viviendo en nuestros días con las diferentes crisis globales que nos acosan?

 

Seguir el hilo (Charles Taylor)

HermanaMaria3Nuestro mundo actual se contrapone al mundo recientemente pasado como se contrapone la pluralidad a la unidad, la libertad a la necesidad y la elección a la fijación. Por ello nuestra era es “secular” como titula Charles Taylor su último libro, A secular age. En otras palabras, Dios no es evidente, debe ser buscado, y las opciones que se abren son muchas, son plurales. De ahí la necesidad de seguir un hilo, de hacerse preguntas sobre el sentido y el significado de todo o de algo fundamental, el universo, la propia vida, los otros, y hacerlo con honestidad y profundidad. El misterio, que es todo sólo aparecerá si seguimos el hilo. Preguntando y perseverando en las preguntas es la nueva manera de llegar a la trascendencia  y mediante la trascendencia a la plenitud (fullness, en expresión de Taylor)

 

Tener paciencia con Dios (Maestro Eckhart)

Citando al Maestro Eckhart nuestra expositora recuerda que Dios es desierto, vacío y nada. En otras palabras, el tema Dios no ha sido ni es fácil. Con la modernidad la religión, como advierte Taylor, no ha desaparecido pero sí ciertas formas, abriéndose nuevas posibilidades de búsqueda de sentido y de llegar a Dios, pero nada fáciles. Por ello hay que tener paciencia con Dios, como reza el título de un autor checo, Tomas Halir, saber perdonarlo, como escribe en su diario Etty Hillesum, saber esperar y saber vivir con las preguntas… Dios es amor incondicional. Se lo experimente así o no, eso no cambia nada su amor incondicional y para siempre. Sólo hay que tener paciencia, saber esperar en el silencio, en la soledad, en la no-respuestas a nuestras preguntas.

 

Atención y entregarse

Sólo si estamos atentos conoceremos cuanto nos rodea y lo amaremos. La atención es conocimiento y fuente de conocimiento tal que resulta inseparable del amor y de la entrega… hasta la muerte. Es un amor encuentro, que se deja llamar y compromete. Hoy tenemos mucho conocimiento información sobre todo, incluido sobre nosotros mismos y sobre los demás. ¿Conocemos con atención? Cuando conocemos con atención, conocimiento y amor no pueden existir separados. La atención es fuente de los dos. La atención es una dimensión común a todos los hombres y mujeres espirituales.

 


blog comments powered by Disqus